Amplían sentencia a joven que asesinó a Nancy Chaverri

Los enlaces siguientes cubren los acontecimientos del juicio del joven que mató a Nancy.

Después de un año del homicidio de Nancy

Juzgado eleva pena de nuevo a 15 años

A un año de su muerte, este hoyo profundo que dejó Nancy no es en vano.  La lucha contra la tenencia de armas de fuego en los hogares continúa.  Lamentablemente los caso de homicidios en centros de enseñanza continúan en Costa Rica.  Policía confirma homicidio de joven en Colegio de Orotina.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Pena máxima para el joven que asesinó a Nancy Chaverri

La Nacion, 18 de noviembre, 2010

Noticias del juicio, Teletica Canal 7, 17 de noviembre, 2010

Publicado en Uncategorized

Presidenta Laura Chinchilla se une a la Romería

La señora Presidenta de Costa Rica se unió a la familia de Nancy Chaverri durante la romería a la Virgen de los Angeles, Cartago este primero de Agosto.  Adaptación Teletica.com

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Piden camisetas blancas en romería a Cartago por Nancy

Artículo por Franklin Arroyo González, publicado en al Día

29 de julio, al Día, Franklin Arroyo González

Comparta

Una peregrinación a Cartago con camisetas blancas, símbolo de paz, organiza la familia de Nancy Chaverri Jiménez para el domingo.

Chaverri Jiménez fue asesinada el 1.° de julio en el colegio Montebello. El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) presume que un estudiante de esa institución le disparó.

“Esta peregrinación no es para cobardes, es para hacer un cambio radical. No queremos que Nancy sea una estadística más”, expresó el viudo, Javier Lucar.

La caminata saldrá el Domingo 1 de Agosto  a las 8:30 a.m. de la sede del Movimiento de Encuentro de la Promoción Juvenil en San Pedro (500 metros al sur y 25 oeste del Más x Menos de San Pedro) con rumbo a la Basílica de los Ángeles en Cartago.

“El único requisito es ir con camiseta blanca, sin distinciones políticas o logos de sindicatos ni de nada. El que se quiera unir en el camino será bien recibido”.

Ese grupo ofreció el martes anterior una misa a la memoria de Chaverri quien fue miembro activo muchos años.

La madre de Nancy, Miriam Jiménez, expresó que era la hija más alegre de los seis que tuvo.

“Se llevó parte de mis secretos, de mis conversaciones. Siempre nos entendimos muy bien, siempre estaba hablando positivamente. Estuve con ella las últimas horas y eso me ayudó mucho”.

Lucar dijo que parte de la fortaleza que muestra su familia es espiritual. “Cuando veo los ojos tristes de mis hijos, me matan. Sin Dios estaríamos locos”.

Dijo que su mejor recuerdo de su esposa era la sonrisa. “Siempre tenía una, cierro los ojos y es lo que recuerdo. Le gustaba el ceviche y era asidua lectora”.

Perdón y cambios

Lucar perdonó al joven sospechoso de asesinar a su esposa, pero no tiene intenciones de mirarlo a la cara y dijo que no ha tenido acercamientos con esa familia.

“No soy masoquista, no me interesa. Me gustan las cosas claras y si alguien se esconde en cámaras no me hace gracia”.

A la vez pidió cambios en el reglamento del Ministerio de Educación Pública (MEP) y dijo que Costa Rica está a tiempo de evitar más tragedias.

“He oído decir que los reglamentos no permiten expulsar a alumnos o revisar bultos y otras cosas. Si no lo permiten… actualícenlos. Si los delitos de los jóvenes son más modernos, modernícense y dejen de hablar y crear comisiones investigativas”, declaró.

El ministro de Educación, Leonardo Garnier, dijo que cada caso es analizado en su contexto.

“Es difícil cuando a partir de hechos aislados generalizamos la premisa de que al millón de estudiantes del sistema público debe considerárseles como potenciales delincuentes”.

Lucar añade que en otros países el Estado pecó de permisivo y ocurrieron catástrofes.

“Se creyó que los padres y docentes no tienen derechos, sólo los jóvenes. ¿Queremos eso en Costa Rica?”.

Garnier envió estadísticas que muestran que los conflictos entre estudiantes y profesores o entre los mismos estudiantes han bajado en los últimos años.

En 2003 hubo 2.753 conflictos entre estudiantes y profesores en sétimo, octavo y noveno año y en 2009 bajó a 2.160.

En cuarto y quinto pasó de 1.616 a 2.020 casos, pero el Ministro aclaró que la matrícula bajó y que en términos porcentuales, no hubo cambios.

“No estamos ante una escalada de los actos violentos en los centros educativos sino que, por el contrario, estos se han venido reduciendo”, expresó.

Su ficha

Nancy Chaverri Jiménez

Fecha de nacimiento:1.° de diciembre de 1960.

Lugar:San José.

Muerte:1.° de julio de 2010.

Esposo:Javier Lucar.

Hijos:Luis Diego y Giancarlo.

Origen:La Paulina (San Pedro).

“Sé que desde el cielo, ella ya lo perdonó”

Los hijos de Nancy Chaverri Jiménez y Javier Lucar perdonaron al supuesto joven agresor y uno de ellos aseguró que su madre hizo lo mismo desde el cielo.

Luis Diego, el mayor, de 22 años, dijo: “No es fácil perdonar, es una persona que te quitó a un ser querido, sin una razón válida. Duele saber que por culpa de él, ella no está. Pero es lo que ella hubiera querido. Ella desde el cielo ya lo perdonó”.

El menor, Giancarlo, también aseguró haber perdonado. “Sé que él se arrepintió y su castigo es el dolor que está sintiendo”.

Dijeron que Nancy está con ellos todos los días, las 24 horas y es la principal razón para salir adelante.

“Me da fortaleza saber que está en el cielo con Dios y con mi abuelito que la cuida. Ella es mi heroína, mi ejemplo de vida a seguir”, dijo el menor.

Diego aseguró que si pudiera decirle algo, le daría las gracias. “Lo que soy y sin despreciar a mi padre, es por ella… le diría que la amo”.

El más pequeño aseguró que extraña su compañía todos los días en el desayuno, las conversaciones y los chineos. “Es la mejor mamá del mundo”, dijo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Venganza, odio, autoridad, disciplina…………..

Venganza, odio, autoridad, disciplina…………..

Tanto a Nancy, la directora víctima del balazo de un estudiante, como su distinguida familia, los conozco desde hace muchos años y sé la clase de personas que con altos valores morales y trabajo han logrado destacar en el mundo académico y laboral de este país.

Así que el tema a cuestionar no es si Nancy había incurrido en errores que su puesto le demandaba (como han querido sugerirlo algunas personas).  El tema es mucho más profundo y preocupante, porque implica preguntarse qué está sucediendo en el seno de muchas familias, qué está sucediendo con el tema de la autoridad, de la disciplina, del respeto hacia los demás, sean éstos adultos o no.

En mi experiencia clínica, veo permanentemente cómo a los padres y madres les da miedo confrontar a sus hijos, están horrorizados de que los “pobrecitos” sufran, se “traumaticen” o se frustren si sus demandas no son complacidas, están horrorizados de darles un “no” oportuno (educativo), que a mediano o largo plazo los va a favorecer y les va a enseñar a tolerar las frustraciones que constantemente nos da la vida.

No cabe la menor duda de que el manejo que hacen estos padres y madres es proyectado hacia el medio escolar, en donde el “chiquito” (producto de la alcahuetería) es el que tiene la razón, y el maestro o profesor es el malo, el odioso, el represor, el “roco” o el “polo” pasado de moda, y por consiguiente se alían a su pobre víctima. Lo anterior implica   un impresionante respaldo al hijo (a) para que se envalentone y sienta todo el derecho de cuestionar, enfrentar, retar y faltar el respeto a la autoridad pues ni siquiera conocen el concepto de jerarquía.

No es casualidad que jóvenes universitarios sean tan agresivos a la hora de una manifestación, no es casualidad que haya tanto maltrato físico, verbal o psicológico hacia las mujeres, ni es casualidad que el pachuquismo esté a la orden del día en nuestros jóvenes, pues papá y mamá nunca les enseñaron que existían límites, consideración, empatía y solidaridad. En otras palabras, “piense en usted y que los otros vean a ver cómo se salvan”.

El irrespeto a la autoridad, la manipulación, el concepto de que “el fin justifica los medios”, la imposibilidad de ponerse en el lugar de la otra persona (empatía), la ausencia de sentimientos de culpa, la irreverencia, la ausencia de valores éticos, la mentira y algunas otras características, son síntomas por excelencia de indicadores Sociopáticos, lo veo y lo diagnostico a menudo en mi práctica clínica, y…….cuál creen que es la génesis de la Sociopatía?

Querramos o no, somos nosotros padres y madres, la semilla de estos trastornos: la sobreprotección, el concepto del pobrecito, la ausencia de normas y reglas, el eterno “sí” a todo lo que se les ocurra, la justificación de sus acciones erróneas, el no inculcarles el respeto a la autoridad (empezando por el respeto que nos deben a nosotros mismos….) y el no aceptar someterse a lineamientos sociales, son la consecuencia de la grave crisis de nuestros jóvenes.

En qué manos va a estar nuestro futuro con esos jóvenes que mañana serán los adultos que sigan criando hijos sin el menor concepto de lo que implica formar a un ser humano?

Lo que no se tiene no se puede dar, qué van a dar esos futuros adultos a sus propios hijos?

Pongamos “las barbas en remojo”, seamos autocríticos, no recurramos a la Negación, tengamos introspección para evaluar cómo estamos criando a nuestros hijos y veamos las consecuencias de nuestra misión como padres y madres….

Saray González Agüero

Psicóloga Clínica

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Es momento de empezar

Canción por Lucía Chaverri Alvarez motivada por acontecimientos vividos la semana pasada.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Novenario

Las misas por Nancy se efectuarán en la Parroquia Immnaculada Concepción de Heredia (Heredia Centro) a las 6pm.

Rosarios a las 5:30 pm en la misma iglesia.

Para  compartir sus reflexiones, seleccione el título que mejor se adapte a su comentario en la columna de la derecha y conteste. Le agradecemos de antemano su participación.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

11 de julio, 2010

Domingo  en la madrugada Nancy descansó en la Paz del Señor.

Sus funerales se efectuaron el lunes 12 de Julio a las 11 am en la Parroquia Inmmaculada Concepción, Heredia Centro, donde familiares y amigos le dieron su último adiós a Nancy.

Para  compartir sus reflexiones, seleccione el título que mejor se adapte a su comentario en la columna de la derecha y conteste. Le agradecemos de antemano su participación.

Publicado en Uncategorized | 5 comentarios

Fuera del Aula, Nancy Chaverri Jiménez, una educadora herida a muerte

Desde que se perpetró el terrible atentado en contra de la vida de la educadora Nancy Chaverri Jiménez, directora del Colegio Montebello, no ha pasado un momento sin que yo eleve mi pensamiento y mis súplicas por esta educadora.

¿Quién de nosotros, educadores,  no se ha sentido tocado, en lo más profundo?  Creo que cada uno se siente identificado, en estos aciagos momentos, con Nancy.  Ella, quien al ser atacada físicamente, hoy se encuentra postrada debatiéndose entre la vida y la muerte, también ha sido lesionada en su ser más íntimo y superior, pues su lesión fue causada por un alumno.  Si partimos del hecho de que para una gran mayoría de los educadores, los estudiantes son como hijos, entonces lo que hizo este muchacho equivale a un matricidio.  ¿Cómo sanar, entonces, estas terribles heridas, estas zanjas, que, como lo dice César Vallejo en una de sus poesías, son abiertas por verdaderos heraldos negros?

Para la Costa Rica responsable, para la Costa Rica serena, estos heraldos traen noticias abominables, traen espejos en donde se nos obliga a mirar rostros que no deseamos ver. Acarrean dolor e incertidumbre.  Amenazan nuestra raíz más profunda, una raíz que, desgraciadamente, se está alimentando de aguas tóxicas.
Desde el punto de vista puramente educativo, y en específico, de  la enseñanza privada, yo desearía, con fervor, que se estudiaran los currículos saturados, por cuyos laberínticos recovecos, los buenos estudiantes conocen, antes de tiempo, gastritis crónicas; en donde, desde temprano, algunos (esos estudiantes buenos y otros que no lo son) encuentran en el licor un rápido antídoto para el olvido transitorio de sus deberes (jamás conclusos) o de sus fracasos (a la orden del día).  Eso si no en drogas (legales, como el cigarrillo, o peores). Todo bajo el auspicio del dinero paterno.  Y por ese mismo laberinto caminamos los profesores, corriendo por cumplir el plan de estudios, pensando en nuevas estrategias, tratando de “ponernos al día” con la tecnología, obteniendo créditos académicos para mejorar salarios, etc. ¿A quién o a qué apunta esta loca carrera?  No sé por qué, al final del túnel, y como respuesta a una pregunta aparentemente retórica, me parece vislumbrar un signo de dólar.

Algo parecido debe pasarle a los profesores en la educación pública, quienes batallan con aulas de hasta 45 estudiantes.  Estos, tal vez no gozarán de la plata fácil de papi y mami, o del celular regalado, o la última compu, pero muchos ya han encontrado otros medios para conseguirlos, ya sea trabajando (lo cual no debería ser), o, en el peor de los casos, robando (de lo cual no se excluyen los de clases altas tampoco).

Sin embargo, el centro educativo que no ofrezca cursos avanzados para la universidad, se queda atrás en la lista de los favoritos.  El que no llene académicamente de deberes, trabajos, proyectos, enseñe de todo y más, no es una buena opción para los padres de familia, quienes, enceguecidos por las vitrinas del consumismo, deseamos que nuestros hijos tengan las bolsas llenas de dinero, aunque su corazón esté dormido; posean destrezas tecnológicas mientras la conciencia, esa vieja compañera de camino, desaparece entre chips, recetándole un cómodo “delete”.

Mientras tanto, Nancy sigue postrada. Su futuro, hasta hace pocos días prometedor, hoy es incierto.  Un alumno bajo su cargo y dirección, uno de esos a quienes todos los profesores conocían por su nombre y apellido, saludaron cada mañana, corrigieron apegados a un reglamento, exigieron de acuerdo con los lineamientos de la institución, ese, planeó su muerte.  Fue que le salió mal.  Este muchacho, hijo de una familia promedio, de nivel medio-alto, a todas vistas “cuidado”, ese, fue capaz de tomar un arma, guardarla en su bulto, pasearla todo el día por el colegio, de aula en aula, para, después del último recreo, dispararla en la sien de la Directora de su colegio.  ¿Cómo va a recuperarse de esta tragedia, física y emocional?

Nuestra juventud vive tiempos aciagos.  Estos tiempos son producto histórico.  Entonces, leamos correctamente.  Entendamos lo que está pasando a través de una lectura efectiva y eficaz de los hechos que se han dado en países a quienes hemos copiado los modelos de desarrollo.  Hemos sido lo suficientemente ingenuos como para pensar que copiaremos dichos modelos de forma aislada, pero que las consecuencias serán otras. No.  Las consecuencias son similares, por no decir exactas.  Hoy nuestros jóvenes, que hasta hace poco vivían en casa hasta el matrimonio, se están yendo cada vez más temprano.  Escuché en el bus ayer, a una joven universitaria que comentaba cómo su amiga, a los 17 años, se había ido de la casa, y todas sus interlocutoras lo celebraban abiertamente con palabras como: dichosa, así debe ser, qué rico.

Ahora, nuestros jóvenes se casan menos.  Se juntan para ver cómo les va, y eso se celebra.  Observo cómo en muchos hogares, de fuerte arraigambre católica, se les deja a los hijos sin bautizo para que ellos “escojan libremente” lo que quieren ser cuando estén grandes.  Y esos muchachos, hoy adolescentes, están escogiendo … NADA, quieren ser “nada”.  Estos muchachos están en nuestros colegios, son amigos de otros adolescentes, se vuelven “cool”.  Todos quieren ser Hanna Montana, vestirse así, vivir así. O ser Lindsay Lohan, hoy presa por manejar borracha. Tener carro a los dieciséis y “volar lejos” (espero que no directo a un precipicio).  Se alimentan de programas como “Sweet Sixteen”, donde padres absurdos se parten el alma por regalarles a las hijas una fiesta digna del mejor show de Las Vegas (y así se visten).

Nuestros muchachos están viendo “Madre a los 16”, en un intento disparatado de mostrar las frustraciones que acarrea ser madre a esa edad. Pero, ¿qué están, en última instancia, entendiendo nuestros adolescentes? ¿Que le pasa a mucha gente? ¿Que se puede, y de hecho, se sobrevive a este tipo de situaciones? ¿Que la mayoría de los hombres “huyen” y aún así las criaturas pueden tener una “vida”?, no sé, para mí es una incógnita y creo que ningún adolescente debe ver este tipo de programas sin supervisión y, menos, sin discutirlo con un adulto responsable.

Nuestros estudiantes están viendo (y leyendo) “Sin tetas no hay paraíso”, pero ¿con qué criterio?  Siguen telenovelas de adultos, con narcotráfico incluido.  Escuchan música que altera al más cuerdo.  Ven pornografía bajo nuestras narices.  Y, con las cámaras de sus laptop están haciendo desafueros.  Por decenas, nuestros jóvenes no se suman a celebraciones religiosas en el colegio, alegando que no son católicos (¿irán a las celebraciones de otras religiones?).  No quieren saber nada de valores y los adultos no sabemos cómo abordarlos.  ¿Será que a muchos les parecen también aburridos? ¿Será que muchos tienen miedo o están inseguros? ¿Será que los  programas de muchos adultos, padres y profesores, son Sex and the city, Desperate Housewives, Los caballeros las prefieren brutas, America’s Next Top Model, 30 rock, o algo por el estilo?

La condición de Nancy, desde su cama de hospital, desde cuidados intensivos, nos está lanzando una advertencia para que despertemos, y es algo que debe estar en las agendas de cada colegio, de cada profesor, al regreso a clases.

Publicado con el permiso de Lorena, educadora costarricense  cuyos escritos aparecen en Fuera del Aula

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Quién es Nancy?

Nancy Chaverri Jiménez es prima mía, es una persona con grandes cualidades, ante todo la caracterizan su buen humor, su jovialidad y sus inquebrantables principios de ética y moral. Para Nancy, formada en un hogar donde la rectitud y la honestidad son su característica principal y con una gran devoción a Dios y a la Virgen, la Educación es más que una profesión, es una vocación. Ella estudió Ingeniería Industrial en la Universidad de Costa Rica y decidió insertarse en el campo de la Docencia y por ello se preparó y sacò una maestría . Prácticamente su vida laboral la ha dedicado a FORMAR, no a enseñar. Pues es claro que para ella la Educación no consiste únicamente en hacer que los estudiantes adquieran conocimientos sino que se ha preocupado siempre en formar estudiantes críticos, respetuosos y sobretodo RESPONSABLES.

Cuando recibí la llamada telefónica diciendo que un alumno le había disparado….me invadió en principio la rabia, luego la incertidumbre y finalmente lo que sé que Dios esperaba de nosotros: la necesidad de orar…de pedirle a Dios misericordia por el dolor que esta noticia trajo a toda una familia… a sus maravillosos hijos…a su esposo, a su madre, a sus hermanos y a toda una familia que ha compartido con ella momentos tanto de felicidad como de tristeza y a pedir por el dolor que probablemente su cuerpo esté sintiendo…
Hemos pasado orando y sé que Dios es grande y nos ha dado una gran lección de amor incondicional…como docente pido que oremos por ella y por todos los que trabajamos con niños y adolescentes, que reflexionemos y hagamos reflexionar a los padres de familia quienes muchas veces exigen de nosotros más de lo que ellos mismos pueden dar…Cada alumno nuestro es un hijo más, nos llevamos a la casa sus inquietudes, sus sufrimientos, sus alegrías…en muchos casos nos convertimos en sus consejeros pues no hay un espacio dentro del hogar para dialogar y compartir con ellos. Lo que le sucedió a Nancy es producto de una sociedad consumista, nos hemos dedicado como padres a trabajar para darles a los hijos todo lo material que nos piden, un I-pod, internet, celular, televisor plasma, juegos que ni siquiera supervisamos y en los que los niños y jóvenes tienen como meta matar, despedazar , mutilar cuerpos….juegos de carreras de carros en donde gana el más atrevido, el que logra esquivar más carros , y logra escaparse de la policía ya sea manejando a altas velocidades, ocasionando accidentes en una autopista o ciudad , atropellando transeúntes o disparándole a la policía…Sí ,esta es nuestra realidad…nos hemos convertido en padres cómplices de una deformación de valores…¿Dónde quedaron los domingos familiares? ¿En qué momento nos sentamos a conversar con nuestros hijos? Nos preocupamos en exigirles notas de 90 o 100 pero nos despreocupamos de saber cómo las obtuvieron…muchos padres se vuelven alcahuetas y reclaman hasta medio punto en un examen pues sus hijos tienen que llevar cien corrido…si un maestro considera que no lo merece , acuden entonces al director o amenaza con llevar el caso al MEP, entonces muchos prefieren convertirse en profesores mediocres y simplemente le dan gusto al padre de familia , hay escuelas en donde los mismos directores pràcticamente obligan a los maestros a pasar a los alumnos porque “pobrecito” tiene tantos problemas en la casa…”pobrecito…es que ….”…esa cultura del pobrecito está haciendo que los niños y jóvenes se vuelvan también mediocres y los padres de familia se acostumbren a que es obligaciòn de los educadores darles todo cuanto quieren sus hijitos, no me lo regañe…no le haga malos ojos…no lo corrija….todo es un trauma para los pobres niños….pero no toman conciencia que el mayor trauma y daño se lo están haciendo ellos como padres que no tienen tiempo para compartir…tiempo para inculcar valores, tiempo para abrazar y decirles que los aman y que hay actitudes que DEBEN cambiar…no se trata de aceptarlos completamente como son…NO, como padres podemos influir en sus conductas negativas y es nuestro deber encaminarlos…Pido una cadena de oraciòn por NANCY quien hoy es una vìctima de un sistema educativo asfixiante, con exigencias tanto para el docente como para el alumno que muchas veces se convierten en frustraciones que exasperan y se vuelven incontrolables….La ùltima vez que me comuniqué con Nancy le habìa enviado un escrito que decìa “Marcha por la indecencia”…y al final me decìa…”ojalà te publiquen este artìculo en La Naciòn”….Como sè que yo hablo mucho y cuando escribo escribo demasiado…sè que aùn habièndolo enviado no me lo hubieran publicado, por eso hoy me animo a escribirles a ustedes y les pido que pasen este documento a sus compañeros de trabajo…Por Nancy…por su familia…por todos los estudiantes de nuestras aulas dediquemos una noche màs de oraciòn…Por todos y cada uno de los maestros y maestras de Costa Rica, y por la sabidurìa que debe poseer quienes dirigen el Ministerio de Educaciòn para que piensen y escuchen lo que necesitamos como docentes…que no nos dejen a merced de los menores de edad que se estàn adueñando de nuestras escuelas porque no se pueden corregir en el acto sus conductas inadecuadas…muchos colegas prefieren llevarse un coleròn y callar antes de corregir una conducta de malacrianza o insolencia pues hay que hacer todo un papeleo para seguir EL DEBIDO PROCESO, de lo contrario somos nosotros los docentes quienes terminanos siendo castigados por la justicia por cometer LA INJUSTICIA DE CORREGIR UNA CONDUCTA REPROCHABLE!!
Por favor en cuanto recibas este e-mail, no te lo dejes envìalo con las mejores vibras y con una oraciòn hecha en el silencio de tu corazòn…UN ABRAZO…Lil

Lil Jiménez Reyes

Para comentarios, seleccione el título que mejor se adapte a su comentario de la columna de la derecha y conteste. Le agradecemos de antemano su participación.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | 5 comentarios

Sin Sentido

Este acto, incomprensible para los familiares, amigos los hijos, esposo, madre y hermanos de Nancy, me hace reflexionar acerca de algunos aspectos  de nuestra sociedad que se han vuelto parte de nuestra vida cotidiana. Primeramente,  el problema de que los cuidadanos se sientan tan desprotegidos que necesiten tener un arma en sus hogares.   Este no es un problema aislado en Costa Rica sino en todo el mundo.  Cúan fácil es comprar un arma, venderla, traspasarla o prestarla sin ningún entrenamiento en lo que a seguridad se refiere!  El control de  armas de fuego y otras armas blancas debe ser estrictamente regulado. Es lamentablemente y ahora irreparable para Nancy, que este muchacho no tuviera la ayuda necesaria para controlar su agresividad, irritabilidad o inestabilidad y simplemente optó por tomar un arma y atentar a destruir a un ser humano disparándole directamente a la cabeza.  Las consecuencias de su acto de agresión repercutirán permanentemente en la familia de Nancy y en ella misma. Esto no se puede cambiar.

Como madre de dos adolescentes, vivo diariamente este mundo global donde el acceso a información es inmediato al encender una computadora y donde se tienen miles de amigos, teléfono(s), correo(s) electrónicos, y nosotros, los padres vamos más despacio que ellos en lo que a tecnologías se refiere.  Muchos  comentamos  que nos entristece que nuestros hijos prefieran mandarnos un mensaje reducido a unas pocas palabras que conversar frente a frente o tal vez por teléfono por nombrar algunas hechos.   Pero al final del día, tener a un menor de edad viviendo en nuestra casa significa que tenemos que seguirles los pasos de cerca y estar muy al tanto de lo que pasa en sus vidas tan inestables desde el punto de vista de relaciones personales, emocionales y hormonales . Sin un diálogo directo, esto último es dificil de siquiera percibir.  Eliminando connotaciones religiosas,  la familia sigue siendo el núcleo primario de estabilidad de una sociedad y es aquí donde debemos empezar a trabajar en fortalecer estos lazos de comunicación, primero con los niños y adolescentes y luego con el resto de la sociedad.

Si bien los educadores son los que  que conviven más tiempo del día con nuestros hijos,  ellos son solamente los maestros, los guías.  Somos los padres los responsbables y protectores de este pequeño núcleo social formado por los hijos.   Las responsabilidad de maestros y padres son muy diferentes.  No puede ser que seres inocentes sean víctimas de intolerancias sociales o psicológicas de otros en esta, nuestra sociedad, donde existen leyes para proteger a sus ciudadanos  y para PREVENIR un acto criminal. El acceso a armas de fuego dentro de una casa no es un tema filosófico y  a estas alturas- en este caso- tampoco se trata de buscar culpables en instituciones gubernamentales.  Se nos hizo tarde con Nancy.   Lo que no es tarde es para que el gobierno revise las leyes relacionadas con la pocesión de armas por civiles.   Dado el nivel de violencia  en los centros educativos ,  también estamos a tiempo de revisar las sanciones y restricciones para menores de edad que usen armas contra otros seres humanos.  Estas leyes deben ser más firmes y con consecuencias más serias para estos jóvenes que a corto plazo alcanzarán su mayoría de edad.   De lo contrario se abrirá el portillo para que cada uno decida interpretar la justicia a su libre albeldrío y la aplique de acuerdo a como se despierte o se sienta ese día.

Que no sea en vano para Nancy estar pasando por esto.  Una ironía terrible para nosotros el “país con más maestros que soldados.” No podemos quedarnos con las manos cruzadas. Esperemos que el gobierno continúe trabajando no solo en  pasar una ley para volver a revisar bultos, sino también para implantar programas a nivel de nuestras comunidades, cuyo objetivo  sea NO TENER QUE REVISAR BULTOS en nuestros centros de enseñanza públicos o privados a muy corto plazo.

Alejandra Chaverri

Para comentarios, seleccione el título que mejor se adapte a su comentario de la columna de la derecha y conteste. Le agradecemos de antemano su participación.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | 2 comentarios